22.11.10

Con estas manitas...

Basta con tener herramientas, no tenerle miedo y no pensar en la que te puede caer si te lo cargas, ése es el secreto para arreglar las cosas.
Se nos había estropeado el DVD, es lo que tiene olvidarse de que está la bandeja abierta y darle un golpe sin querer, se salió de su sitio y no había manera de cerrarla (luego tampoco abrirla, se quedó enganchada justo a la mitad) Andábamos buscando dónde llevarlo a reparar, tarea difícil, porque parece que ya no quedan tiendas de reparación de electrodomésticos, google no encontraba, vecinos y conocidos daban pistas, pero nada seguro. Ayer por la tarde andaba aburrido y pensé "Total, está fuera de garantía, y lo peor que puede pasar es que lo abra y tenga que cerrarlo por no saber cómo funciona" así que me lié la manta a la cabeza, cogí una llave Allen, un destornillador, y resulta que no era tan complicado.
Cuando Bere volvió a casa intenté convencerla para que me dejara comprarme algo a cuenta de lo que nos habíamos ahorrado, pero no coló, ya habrá otra oportunidad para agenciarme el dock para el Nexus (también admito regalos y/o donaciones :-)) )

20.11.10

El poder

En casa todos tenemos más o menos claro quién manda:

  • Bere cree que manda ella

  • Yo sé que manda Bere

  • Mini-Bere acepta que mandemos nosotros (aunque en cuanto nos descuidamos nos intenta mangonear)

  • El troll sabe perfectamente que la que manda es ella, y así hace y deshace a su antojo, coloca las cosas donde le sale de las gónadas, me apaga el ordenador que había dejado encendido...


Cada jueves, cuando viene la tipa esta, salgo de casa con miedo por si se va a cargar algo irreparablemente, ya tengo la sospecha de que un disco duro que no va muy fino se le ha debido caer. Algún día ha llevado con los juguetes de Mini-Bere cosas de la cocina, supongo que porque eran de plástico y de colores... Ha decidido que nuestra cama es sólo de Bere, y guarda sus pijamas debajo de mi lado de la almohada y el mío en el armario. Por no hablar de la ruleta rusa de ponerme gayumbos por la mañana, no sé si es por burra o cegata, pero no hay manera de que los doble bien, así que la mitad de los días voy con al revés (ya sea lo de delante hacia atrás o lo de dentro fuera, o ambos) y el día que me fijo resulta que ése estaba bien.

Esto lo tenía escrito hace mucho, porque al final ha quedado claro quién manda, hace un par de semanas que ya no viene el troll, en su afán por organizar a su antojo perdió un ticket que Bereni-C tenía guardado con unos pantalones para cambiarlos, así que se acabó gastar dinero en la tipeja destroyer ésta. Ahora nos limpiamos nosotros nuestra casita, como la ratita presumida, y yo soy el rey de la plancha.