28.3.06

Personas (II)

Si hace poco pensaba en la necesidad de dar a la gente su oportunidad, no es menos cierto que hay quien por mucho que se le de una y otra sin parar no deja de defraudar.

Y pienso en ese tipo que ya hace años no me cayó bien, no me gustaba su actitud de superioridad ni su sentido del humor a base de humillar a los demás, desde entonces, lo he tolerado mal que tal, intentando incluso buscar aspectos positivos, pero no es posible, para una cosa buena que tiene salen más y más desagradables. Y sigue con sus gracias impertinentes, y tratando a los que no están a su nivel a patada verbal limpia. Es rastrero como pocos y se dedica a ir intrigando sin darse cuenta de que no sirve de nada, de que lo más que va a conseguir es que le expliquen que se pasa de listo.

Ahora que ya se ha arreglado los problemas consecuencia de su tarea de desinformación, veremos qué pasa y cómo justifica a quien no ha sido capaz de leer correctamente un documento en cuatro meses...

Y aún falta cuando llegue el momento de decirle "ya te lo dije..."

[Ruido de fondo: Alice Cooper - Trash - Why Trust You? (03:13)]

9 objeciones/aplausos:

Pilix Forever dijo...

Yo es que suelo clavarla... sé en poco rato si la persona me va a caer bien o mal. Y no suelo fallar.

Sin embargo, en sentido contrario, la gente con la que acabo intimando siempre me dice que al principio les parecía un poco borde e inaccesible... Yo soy de las que necesita una segunda oportunidad... más que nada para empezar a abrirme.

Isthar dijo...

A veces esperamos demasiado... y supongo que hay personas de las que no se debe esperar más de lo que hay.

Aún cuando llegue el "ya te lo dije", de poco servirá entonces.

Bito dijo...

Un tipo que no vale la pena, pero lo bueno de darse cuenta de ello es reconocerse a uno mismo que intentó darle una oportunidad y quitarse prejuicios. Decepciones ninguna, si acaso un comprobación o reafirmación....


Un saludo, tú.

reve dijo...

A mi me suele resultar muy fácil encontrar esa prte buena que todos tienen, pero el día que hablabas de las segundas oprtunidades, yo, que mira que las doy y las doy, te iba a decir que hay determinadas personas que se me cruzan desde el principio, que les veo venir, y que no hay manera... (y además no me suelo equivocar)
Perio aquel día todo el mundo decía cosas tan de buen rollo que casi que preferí callarme.

Deyector dijo...

Nah, reve, este tío es un gilipollas integral y todo lo que escupa aquí es eso menos que le mando a tomar por culo en el curro, que no será por ganas...

Gacela dijo...

Yo también suelo encontrar fácilmente la parte buena que veo en el otro... no sé, me resulta más fácil moverme rodeada de esas partes buenas que de las otras, así que las obvio en la medida en que puedo (que no es siempre, y menos en el curro).

En cualquier caso, desterraría bastante los "ya te lo dije" del vocabulario básico. Porque no son útiles, porque son una forma de quedar por encima, porque ya no aportan nada... porque para qué.

Cirene dijo...

Estoy de acuerdo en eso de que el "ya te lo dije" es un recurso o frase inutil, porque "lo hecho, hecho está" así es que debe asumir las consecuencias de sus actos, para bien o para mal. Ya se sabe que cada persona es un mundo con un gusto diferente, y estamos muchos mundos en este planeta.

Comandante dijo...

Y digo yo.. si después de darle 40 oportunidades sigue igual o peor.. no se puede dejar de lado a ese ente?

Siempre te queda, provar de emborrachárlo. Si se arregla de puta madre, sino, pues una borrachera pal bolsillo! ;-)

Deyector dijo...

No, Comandante, estoy condenado de momento a currar con él y aguantarle. Y lo de emborracharle, ni de coña, si sereno ya es insoportable, tajado debe ser como para degollarlo directamente.