12.3.06

Noche

Llegó la noche y encendimos una luz, pequeña, pero suficiente, y charlamos, y reímos, y jugamos. Hablamos de los fantasmas y de cómo combatirlos. Y vuelve a salir el lado gamberro y divertido. Y vuelven las preguntas, ¿y cuántos ...? ¿y cuándo ...? ¿y cuántas ...? ¿y cómo ...? Y como ya dijo alguien (¿conocedor o creativo?), acabamos abriendo las cortinas para que entrara el sol.
Y aunque acabe descentrado y bastante revuelto, vale la pena, hay risas que merecen cualquier esfuerzo por oírlas, y siempre es agradable sentir y dar calor humano, y repetiré cada vez que haga falta.

[Ruido de fondo: The Who - Who's Next - Won't Get Fooled Again (08:33)]

6 objeciones/aplausos:

Elin dijo...

Da gusto pensar que todavía se pueden disfrutar de momentos asi.

terminus dijo...

Si es que solo falta poner el foco y el humo. Pero otro dia te toca contestar a ti.

Abrazo Gordo

Edu

Isthar dijo...

Ese tipo de noches son mis favoritas :)

Gacela dijo...

Sí. Son noches que presientes oscuras, negras-negrísimas, así en plan agujero en medio del espacio.

Y luego... sale la luna. Y además te la senyalan, por si acaso no la has visto. Y la luna, ahí, redonda, enorme, ilumina el camino, y los aullidos de los lobos dan menos miedo. Porque con una luna llena inmensa brillando arriba, casi que la noche es preciosa, no?

(Gracias)

Salón de sol dijo...

Me ha gustado, me ha traido buenos recuerdos... y por eso te lo enlazo a mi blog...
Saludos, Helena.

bettyylavida dijo...

a mí también me ha fascinado, buena noche, y buena frase (las cortinas se abren para dejar pasar el sol)
saludos