8.8.05

Supercalifragilisticoespialidoso

No, no voy a hablar de Mary Poppins, sino de una de las plagas que nos viene invadiendo desde hace unos años. Plaga peligrosa, porque ataca a todos los que hablamos el idioma castellano (o español, llámalo cómo quieras) y se extiende velozmente.

A mí, personalmente, me duelen los oídos cada vez que oigo hablar a la nueva hornada de (especialmente) periodistas, y con ellos a tantos otros como se han empeñado en lograr la "polisilabificación" y "esdrujulización" (fijo que lo dirían así) de la lengua de Cervantes. Tales ignorantes creen que usan mejor el idioma cuanto más largas sean las palabras y más circunloquios emplean.

Así, mientras esperas el tren, te informan de que "va a efectuar su entrada en la estación", pudiendo decir "va a llegar a la estación" o "entrar en la estación", esto a lo mejor se justificaría si resulta que a grabar estas locuciones se cobra por palabras o por segundos...

Caso aparte son los locutores de telediarios (y los corresponsales...), sobre todo cuando se trata de accidentes, catástrofes naturales, hambrunas, sequías, ... ahí se superan intentando adoptar un tono solemne y te hablan de "damnificados" en lugar de "víctimas" (o incluso perjudicados, que es igual de larga pero sí que existe... [Nota: ¿cómo rayos busqué yo "damnificado" que el DRAE no la encontraba? en cualquier caso suena cursi y grandilocuente]) y no hablemos del bonito término "catástrofe humanitaria", si la RAE define "humanitario" como:

  1. Que mira o se refiere al bien del género humano.

  2. Benigno, caritativo, benéfico.

  3. Que tiene como finalidad aliviar los efectos que causan la guerra u otras calamidades en las personas que las padecen.

¿Qué clase de catástrofe es esa? ¡¡¡Si parece la Madre Teresa!!! Da igual que sea una contradicción, lleva una palabra esdrújula de 4 sílabas y una de cinco... tiene que ser una expresión cultíiiiiiiisima

Y como esto, todo. Los verbos que tenemos no valen, están anticuados y breves, los nuevos se forman así:
  1. se toma el sustantivo relativo a la acción del verbo, p.e. de recibir, recepción (nota: para verbos que no tengan acción en "ción", se inventa sobre la marcha, hay que innovar como sea)

  2. a dicho sustantivo se le añade el sufijo "ar" para hacerlo verbo (siempre "ar", ¿para qué queremos tres conjugaciones?), entonces tenemos "recepcionar" (esto lo he visto escrito en correos del trabajo)

De esta manera renovamos un poco el léxico, que se nos iba quedando antiguo, además, para este nuevo verbo no nos vale el sustantivo del otro, igual que la "acción y efecto de recibir" era recepción, la de recepcionar será... ¿recepcionación? ¿recepcionalización? ¿recepcionamiento? cada cual elija la que le plazca, ya se asentará alguna o convivirán en gracioso batiburrillo, total vamos a acabar hablando inglés o, peor aún, el spanglish de los portorriqueños...

2 objeciones/aplausos:

El Replicante dijo...

De mayor quiero ser como tú. En nuestra sociedad pocas personas osan (atreverse tiene más sílabas, me rijo por el principio de parsimonia)a cuestionar la palabra de un periodista, depositarios absolutos del conocimiento universal.

Un saludo

Gus dijo...

¿sabes? creo que la culpa la tienen escritores de poca monta en plan lucia etxebarria, el carlos ruiz zafon ese de los cojones, y elementos pro el estilo: estan de moda, influyen a la "elite" periodistica, y estos sueltan sus palabros en la telediarios, periodicuchos, o webs.

En fin pilarin, podia ser peor... por ejemplo, recuerdo (vagamente) cierta palabra utilizada en la portada de cierto periodico gratuito hace no mucho, q casi me deja ciego...